Manuel de Falla, Fantasía Bætica

A quien no conozca la historia que hay tras esta obra quizá le sorprenda saber que todo nace a raíz de un encargo del famoso pianista Arthur Rubinstein. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, 1914-1918, Stravinsky (que se encontraba en Ginebra) atravesaba un periodo de problemas económicos. Es por ello que el director de orquesta (y amigo de Stravisnky) Ernest Ansermet escribió a Falla rogándole que le comunicara este hecho al pianista Arthur Rubinstein, que se hallaba realizando una gira de conciertos por España. La generosa respuesta de Rubinstein fue enviar un cheque bancario, como pago por adelantado, encargando una composición de una obra para piano no sólo a Ígor Stravinsky, sino también al propio Manuel de Falla. A raíz de este acto de Rubinstein, Stravinsky compuso la obra "Piano Rag-music" y Manuel de Falla la "Fantasía Bætica" que nos ocupa.

Finalmente la obra fue compuesta en el año 1919 y el propio Falla entregó el manuscrito en mano a Rubinstein en un encuentro que tuvieron en la ciudad de Madrid. Arthur Rubinstein lo cuenta así en su autobiografía:

"En Madrid, Manuel de Falla vino a verme al Hotel Palace con una carpeta. Contenía la obra que yo le había encargado hacía ya mucho tiempo. Me la dio con una sonrisa tímida. "Es un poco larga. La he escrito dentro del espíritu de El amor Brujo que a usted tanto le gusta. Pero al mismo tiempo pensé en usted y en su manera de tocar. [...] Se lo dedico a usted con mi amistad y gratitud por la estima que tiene usted a mi obra". Nos dirigimos al piano con cierta solemnidad. [...] La pieza planteaba bastantes problemas técnicos con su flamenco estilizado, sus complicadas imitaciones de la guitarra [...] Celebramos el acontecimiento tomándonos cada uno dos tazas de chocolate en "La Mallorquina".

Arthur Rubinstein,  Mis años de Juventud

Rubinstein tenía intención de estrenar la obra en España pero no tuvo tiempo de hacerlo y finalmente la estrenó en Nueva York en el año 1920. La primera edición de la obra fue realizada por la editorial Chester Ltd. de Londres en el año 1922. La Fantasía, como no podía ser de otro modo (y como hemos visto en el anterior fragmento de sus memorias) está dedicada a Arthur Rubinstein.

Es la Fantasía Bética la última obra "andaluza" o del período "andalucista" de falla. En ella el compositor traslada al teclado los efectos de la guitarra flamenca y la pureza del "cante jondo" exprimiendo al máximo las posibilidades técnicas y expresivas del piano. No es una tarea fácil, pero Falla, con un cuidadísimo y profundo trabajo de cada detalle, consigue unos resultados excelentes y originales: esta escritura nada tiene que ver con la Iberia de Albéniz o las Goyescas de Granados. No hay artificio romántico. Todo nace de la pureza del folclore andaluz. La fantasía es la única pieza extensa para piano solo de Falla.

[...] captación perfecta de la más honda entraña andaluza, con toda su enorme riqueza colorista, barroca y pura a la vez, enlace de los más remotos tiempos con su incuestionable y sempiterna actualidad.

Antonio Iglesias, Manuel de Falla

El mesurado Falla estalla en esta obra desgarrada, violenta, áspera hasta la causticidad; síntesis y culminación de su período andaluz. Pieza sin concesiones, cima axiomática del pianismo del siglo XX.

Justo Romero, Falla

Youtube

Spotify

Otros recursos on-line 

Bibliografía consultada y recomendada: Iglesias, A.: Manuel de Falla (Su obra para piano), Ed. Alpuerto, 2001 | Romero, J.: Falla, Obra completa comentada, Ed. Península, 1999 | Sagardía, A.: Vida y obra de Manuel de Falla, Escelicer, 1967 | Rubinstein, A.: Mis años de juventud, Fondo de cultura económica de España, 2012 | Matthews, D.: La música para teclado, Taurus, 1986 | Chiantore, L.: Historia de la técnica pianística, Alianza Música, 2001 | Tranchefort, F.R.: Guía de la música de piano y clavecín, Taurus, 1990
Fuente de la fotografía de Manuel de Falla: Wikimedia Commons