Carta de Beethoven a la editorial Breitkopf&Härtel

¡Faltas! ¡Faltas! ¡Ustedes mismos son ya una falta sin igual! Les tendré que enviar a mi copista o venir yo mismo, si no quiero que mis obras no sean más que una mera falta. (...) No saben cuánto les agradezco que me hagan pensar en un asunto tan interesante. Adiós, espero que mejoren. La Fantasía ya ha salido y les enviaré la Sonata mañana. Hagan tantas faltas como quieran y olvídense tantas notas como les dé la gana, seguirán contanto con mi más alta estima. Así funcionan los seres humanos: se les aprecia porque aún no han cometido errores lo bastante grandes.

6 de mayo de 1811

L.V. Beethoven


Publicado en Fuera de programa